miércoles, 25 de julio de 2012

Gobolino, el gato embrujado

Suelo acudir a esta casa cuando tengo revuelta el alma... o el estomago. Hoy tengo ambas cosas revueltas. Buscando algo que me calme, me encuentro con una infancia que nunca he olvidado. Tengo los recuerdos algo desordenados: - el Doctor Gallego (Don Luis para los familiares de mi generación). Alguien histórico en Ourense, y que usó conmigo lo que el llamó "un método poco convencional" para solucionar mi problema de inflamación de amigdalas. A pesar de que me aseguran que era muy pequeña, lo recuerdo, y me alegra mantener en mi memoria su consulta, y hasta su cara. - Enrique y Ana... Negarìa esto por la imagen actual de Enrique del Pozo, pero forma parte de mis recuerdos mas queridos. Mi prima Sofia y yo con los cassettes, las antenas y las caretas ( a mi me tocó ser Enrique...). Disco chino, Coco Huahua, Amigo Felix, Coconuts. Me sigo sabiendo sus letras. - y por ultimo, mi gran alegría hoy: Gobolino. Acabo de descubir que una de las mejores partes de mi infancia, el Cuentacuentos de Salvat sobre Gobolino que tantas veces había escuchado está a buen recaudo en youtube. 6,21 minutos de recuerdos. Como con muchas otras sensaciones, lo guardo aquí para el futuro.

4 comentarios:

Chan dijo...

Tas medioalcoholica????
digo melancolica. Tu sabes que eso de disfrutar de un poco de melancolia en la vida mola, verdad??
Pos disfrutala en vez de agoviarte, que alguna lagrimilla de vez en cuando ayuda a respirar.

Anónimo dijo...

agobiarte

RequetePa dijo...

Melancolica lles. Agobiada no... No tengo tiempo! La melancolía no me gusta, pero si me dejas sustituirla por nostalgia, COMPRO!!!!!

Adri Romero dijo...

Pues te cuento queeeeeeeee, me gustó tu blog ! jeje, muy interesante ! :-)
www.adriromero.com